Cascos de moto Scooter

Sin duda una de las motos  más populares a lo largo y ancho del mundo es la Scooter, un vehículo reconocible por su diseño de cuadro abierto.

como cualquier otro vehículo, el piloto de una scooter está obligado a cumplir con la normativa de seguridad y llevar el pertinente casco que le proteja y le evite de lesiones ante posibles caídas.

Comprar cascos de moto Scooter

Los modelos de casco para proteger a los conductores de scooters se encuentran disponibles en estilos jet, modular, medio casco y también en varias tallas y a precios módicos. Los modelos más modernos tienen una visera que protege de arañazos, con un forro interior termoplástico extraíble para un cómodo lavado. La principal separación que podemos hacer entre cascos para Scooter es si son abiertos o integrales.

Los cascos para scooter abiertos son más ligeros, tienen un amplio campo de visión, ocupan menos espacio pero dejan el rostro descubierto y la zona del mentón expuesta. Se recomienda usarlos en viajes a velocidades menores de 50 kilómetros por hora, sobre todo durante el verano. Por esta razón se lo suele complementar con protección para los ojos con pantallas tipo burbuja integradas o con gafas en un estilo más retro.

Mientras que los cascos integrales son los más seguros porque cubren toda la cabeza. Es importante verificar que el sistema de ventilación cuenta con al menos dos entradas frontales y otra en la mentonera a fin de sentirse fresco en el verano. Para evitar que se forme vaho durante el invierno algunos cascos cuentan con un deflector de goma que cubre la nariz y desvía la respiración hacia abajo. Algunos cascos con mayor avance tecnológico incluyen accesorio Bluetooth para atender llamadas sobre la marcha o escuchar las indicaciones del navegador GPS.

Los modelos más modernos tienen una pantalla incolora compatible con el sistema pinlock opcional, que permite colocarles una lámina transparente desechable que se quita si se ensucia en el trayecto. Su interior en Nylex hipoalergénico es desmontable y lavable, y cuenta con sistemas de ventilación para extraer el calor y la humedad.

 

Lo mejor de los dos mundos

Otra alternativa son los cascos modulares: ofrecen la protección total de un casco integral, pero tienen la comodidad de que se abren desde la barbilla hacia arriba. El usuario puede ponerse el casco sin necesidad de quitarse las gafas. Los modelos con doble homologación permiten la apertura o cierre que puede manipularse con una sola mano. Los mecanismos de articulación agregan un peso extra y son algo más ruidosos. Se recomienda su uso en la ciudad y no en largas distancias de carretera, y jamás deben dejarse abiertos mientras se va circulando en la moto.

Elegir el tamaño correcto

Para conocer la talla ideal se mide el perímetro de la cabeza a un dedo por encima de las cejas. La primera talla es XS que equivale a 54 centímetros y termina en XXL hasta 64 cm, aunque no hay un estándar para cada marca, por lo que lo más recomendable es probarlos, como si de zapatos se tratara. Es importante que el casco encaje perfectamente en la cabeza, que no quede ni muy apretado ni muy holgado. Los conductores de las motos scooter deben hacer del uso de sus cascos un hábito, además de mantenerlos limpios y en buen estado.

Menú de cierre
×